Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Programas de virtualización compilados en el kernel

La principal diferencia entre los Servidores Privados Virtuales KVM y casi todos los demás modelos de servidores virtuales se oculta en la propia tecnología de virtualización. Mediante KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el servidor – en cambio las instrucciones del software necesarias se están elaborando en el interior del sistema operativo de la máquina anfitriona. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado para utilizar más aplicaciones y a su vez hace los mismos recursos disponibles para los huéspedes creados en el servidor. Sin un tal nivel de comunicación reduce asimismo los tiempos de espera de entrada/salida, acelerando inmensamente el desempeño del Servidor Privado Virtual.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficiente

Cuotas del servidor a su completa disposición

Al eliminar la sobrecarga que comprende la existencia de una capa de virtualización complementaria a través de la cual se encamina todo el tráfico de datos hacia la unidad de servidor principal, los KVM VPS podrían beneficiarse de un algoritmo de explotar los recursos del servidor considerablemente mejor. Los procedimientos de la virtualización KVM se caracterizan por una integración directa en el núcleo del sistema operativo del host físico, o, en otras palabras, el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor directamente. Este tipo de comunicación redundante reducida equivale a un mejor desempeño en situaciones reales frente a los demás sistemas virtualizadores.
Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficiente

Total libertad de sistema operativo

Cargue el SO que le apetezca

Normalmente, después de la compra de un Servidor Privado Virtual, no se le da otra opción sino elegir entre un conjunto limitado de Sistemas Operacionales, por la falta de otros que sean compatibles con el software de virtualización. Sin embargo, los Servidores Privados Virtuales KVM no exigen ningún software de virtualización – son los que comunican sin más con el hardware del servidor. Un hecho muy importante que le da la oportunidad optar por prácticamente todo sistema operativo siempre que sea posible ejecutarlo en un dado servidor. ¿Le gustaría subir la distribución de software Berkeley en su Servidor VPS? Esto es posible. ¿Y si se trata de Windows? No es nada complicado.
Total libertad de sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL